Bienvenidos

Estamos en una construcción de más de trescientos años, en los que sus habitantes fueron dejando generación, tras generación parte de su sabiduría y buen hacer hasta llegar a nosotros.

Como pueden comprobar, estamos en un paraje inmejorable, con vistas al Valle de Gondomar, del que podrá disfrutar tanto desde sus ventanales como de su amplio jardín.

Nuestra labor será satisfacer sus expectativas culinarias ofreciéndole una cocina tradicional y cuidada que no le dejara indiferente.

Vengan y compruébenlo ustedes mismos, disponemos de parking propio.

Gracias.